PULSA AQUÍ PARA IMPRIMIR ESTE POST AHORA

Unodedos.com

Si quieres ver este post online entra en: https://www.unodedos.com/recetario-de-cocina/blackberries-buttermilk-muffins/

11 OCT 2010 Autor:

Blackberries-buttermilk muffins

  • CATEGORÍA: Postre
  • TIEMPO DE PREPARACIÓN: 60 minutos
  • NUMERO DE RACIONES: 12 Raciones
  • DIFICULTAD: Baja

Blackberries-buttermilk muffins

Coke

Es cierto, tengo adicción a la Cocacola. Desde luego que no tanta como algunos casos que he visto por ahí, pero raro es el día que no bebo una latita. Eso sí, no desayunaría una Cocacola en ningún caso, me parece una gilipollez, y esto es algo que he visto/oído en más de una ocasión. Meterse una Cocacola entre pecho y espalda a esas horas es algo que nunca entenderé. Pero en la comida, o si no en la merienda, suele caer. Y digo una latita porque para mi gusto la botella enseguida pierde gas, otra cosa es que justo abras la botella en ese momento, y cuando digo en ese momento, digo en ese momento. No hay nada más asqueroso que una Cocacola reposada (o caliente). El dulzor se acentúa tanto que para mi gusto pasa a ser de lo más desagradable. Incluso la lata, como pase mucho tiempo desde que la abres hasta que la tomas, ya no es lo mismo.

La peor, sin duda es la Cocacola de barril. Y los más puristas dirán que la mejor es la de botellín de cristal.

Posiblemente también tiene que ver el modo en el que la echas en el vaso, esto pueden ser chorradas mías. Seguramente lo son. Pero no es lo mismo dejar que resbale por el vaso, que echarla a medio metro de altura sobre el vaso creando un montón de vistosas burbujitas. Yo prefiero la primera opción, sin fuegos artificiales.

Que la Cocacola es una mierda lo sabemos todos. Bueno quizás todos no. Pero desde luego mi tía, la alemana, lo tenía claro. Y siempre me lo recordaba. Aunque también me dijeron una vez que la Nocilla estaba hecha con sangre de vaca, a lo que yo respondí que me encantaba la sangre de vaca.

¿Alguien me puede confirmar la leyenda de la carne+cocacola+una noche entera? ¿Cual es el resultado final?

La receta

Segunda parte de la trilogía de las moras. Otra receta más en la que utilicé este rico fruto. Como ya no es época, siempre podréis comprarlas en algún gourmet o añadir cualquier otra fruta, o sin ninguna también, porque estos muffins son la mar de ricos!

Si ya de por sí añadir buttermilk a las masas da un resultado espectacular, con mantequilla casera, es lo mejor.

Todo viene por un motivo y es que parece que cuando vamos a perder algo o esa sensación nos invade, nos entra la prisa por recuperar tiempo perdido. Creo que le habrá pasado a más gente pero en mi caso, por unas u otras razones siempre dejo cosas que son importantes “para más tarde”. Parece que me surgen otras que siempre tienen más prisa, pero que al final ves que tampoco era así, y muchas veces ya es tarde. No entiendo mucho de proridades y todo me parece importante y al final las horas “no dan de sí”.

Pues bueno, en ese afán por aprovechar el tiempo que queda, entretengo a mi abuela con preguntas acerca de recetas de antaño que quizá se llegarían a perder de otro modo. En una de estas conversaciones pregunté por la mantequilla. Me cuenta que esa nata que se crea en la leche recién ordeñada, muchas veces no la hacían mantequilla porque costaba mucho trabajo y no tenían tiempo, pero que untada sobre pan y rociada con azúcar por encima era deliciosa, un gran manjar-no recuerdo haberla comido de esa forma, pero seguro que si pregunto a mis padres, todavía lo recordarán-. Viiendo lo complicado del proceso y más hoy en día ponerme a batir de arriba a abajo la “tona” de la leche de vaca recién ordeñada- tenía que ser exclusivamente con este movimiento, y que tampoco tengo el aparatejo-, decidí comprar nata comercial y usar la Kitchen como complemento-nada de gastar brazo-.

Así que aprovechando que quería volver a usar buttermilk- no el falso suero de leche que suelo poner- y que los muffins llevan mantequilla, maté dos pajaros de un tiro con buen resultado.

Blackberries-buttermilk muffins

Para la mantequilla y buttermilk :

Ingredientes :

– nata de leche fresca ó bien comercial con al menos 35% m.g.
– 1 pizca de sal (si queremos mantequilla salada)

Preparación :

Utilizaremos la nata muy fría. La batimos bien con batidora de mano o robot a velocidad lenta hasta que empiece a montarse.

Cuando esté casi montada aumentaremos la velocidad sin tener miedo porque lo que pretendemos es cortar la nata.

En este punto veremos como se separa una parte sólida-mantequilla- de otra líquida- suero de mantequilla, buttermilk-.

Colamos la mezcla. Reservamos el suero y sobre un colador presionamos la mantequilla resultante hasta que escurra todo el líquido y quede casi seca. Llegado este punto, la lavamos en un poco de agua, la secamos con un papel absorvente y le damos forma en el envase que queramos.

Debe consumirse en unos días. También podemos congelarla envuelta en papel film o plata y dentro de una bolsa de congelar durante 3 meses.

Mantequilla paso a paso

Para los muffins (unos 12 muffins aprox. según tamaño) :

Ingredientes :

– 200 g de harina de repostería
– 1 huevo mediano
– 100 g de azúcar
– 1 sobre de levadura Royal
– 2 g de bicarbonato
– 2 g de sal
– 65 g de mantequilla
– 180 ml de buttermilk o leche
– 1 pizca de vainilla en polvo o cualquier otro aroma
– moras para adornar

Preparación :

Precalentamos el horno a 170º con calor arriba-abajo sin aire.

En un bowl mezclamos los ingredientes secos, es decir, la harina tamizada, la levadura, la sal y el bicarbonato. Reservamos.

En otro cuenco batimos la mantequilla junto con el azúcar hasta que obtengamos una crema fina y el azúcar se haya desecho. Añadimos la esencia o polvo de vainilla y finalmente el huevo, mezclando bien.

Por último y por partes, mezclamos suavemente los ingredientes secos y el buttermilk a la mezcla anterior. Lo haremos en varias veces.

Llenamos los moldes para muffins 3/4 partes de su capacidad y los colocamos en la bandeja especial para muffins si tenemos, si no sobre la del horno. Ponemos encima unas cuantas moras y espolvoreamos con un pozo de azúcar.

Horneamos durante más o menos 25′ o hasta que estén hechos- podemos comprobar con un pincho, hasta que éste salga limpio-.

Dejamos enfriar sobre una rejilla.

Blackberries-buttermilk muffins

Para darte un servicio personalizado Uno de dos utiliza cookies propias y de terceros. Si sigues navegando entendemos que aceptas su uso según nuestra Política de Cookies Aceptar