26 OCT 2017 Autor:

Cheesecake de calabaza con salsa de caramelo

  • CATEGORÍA: Postre
  • TIEMPO DE PREPARACIÓN: 150 minutos
  • NUMERO DE RACIONES: 12 raciones

Cheesecake de calabaza con salsa de caramelo

Hace tantos meses que no publicaba en el blog, que no sé ni qué decir. Ya sabéis de mis historias más o menos por las redes sociales, sobre todo por Instagram, que es donde hago vida básicamente, así que tampoco añadiré mucho más. Publicaré cuando pueda o cuando tenga ánimos y no esté pachucha, es lo que hay en esta etapa, pero si es para compartiros una tarta tan buena como este cheesecake de calabaza, pues hago el esfuerzo de mil amores. Y aquí la tenéis.

No suelo hacer muchas tartas, hay muy pocas en el blog, por el tiempo que conllevan si son muy elaboradas, y que luego la redacción se me hace larga para publicarlas y apenas me queda tiempo trabajando todo el día. Pero hace unos días me dio por intentar hacer algo para Halloween, y como no había muchas ganas las ideas no llegaban, así que simplemente resultó una receta con calabaza y ya.

¡Está muy buena! ¡Muy, muy buena! Hacedla por favor. ♥

Receta de tarta de queso y calabaza

Ingredientes para la base:
  • 200 g de galletas (tipo Digestive)
  • 15 g de azúcar
  • 30 g de mantequilla
  • 1 pizca de sal
Ingredientes para la masa:
  • 700 g de queso crema (tipo Quescrem)
  • 250 g de azúcar
  • 45 g de creme fraiche, sour creme o nata
  • 4 huevos L
  • 300 g de puré de calabaza
  • 1 pizca de sal
  • Vainilla (al gusto)
  • 1 cdta. rasa de canela molida
Ingredientes para la salsa de caramelo:
  • 80 g de azúcar
  • 110 g de nata
  • 45 g de mantequilla
Preparación:

1.- Empieza haciendo la base de la tarta. Calienta el horno a 180ºC. Tritura las galletas con robot, rodillo o con lo que tengas, hasta dejarlas polvo, sin tropezones. Agrega el azúcar, la mantequilla muy blanda, o incluso fundida, y la pizca de sal. Remueve con un tenedor para mezclarlo todo y echa sobre un molde de 20 cm forrada la base con papel de horno. Alisa con una cuchara, las manos, un minirodillo… lo que tengas a mano, tampoco hace falta que quede perfecta, hasta cubrir toda la base del molde.

2.- Hornea la masa durante 10 minutos. Retira del horno y reserva mientras haces el relleno de queso y calabaza.

3.- Mete en el horno una bandeja amplia con agua caliente, donde quepa el molde de la tarta, para preparar un baño María.

4.- Para hacer el relleno de la tarta, bate el queso con el azúcar hasta obtener una crema. Agrega la creme fraiche, los huevos uno a uno, el puré de calabaza y las especias. Mezcla todo muy bien hasta obtener una masa homogénea. El resultado es bastante líquido. Recuerda no batir en exceso la masa para no crear aire.

5.- Pon una cinta de papel de hornear también alrededor del interior del molde si quieres que se desmolde perfectamente el lateral, si no puedes engrasarlo simplemente. Y cubre la base exterior y laterales con varias capas de papel de plata para evitar que pueda entrar agua por el baño María (esto si el molde es desmontable, si no, no es necesario). Vierte la masa dentro del molde y lleva al horno. Si no quieres que la masa tome color y quede la superficie blanca, cubre también con papel de plata el molde por arriba. Mete con cuidado en la bandeja con el agua.

6.- Hornea al baño María durante 1 hora 45 minutos en mi caso (comprueba el punto antes de apagar el horno; el centro aun debe moverse ligeramente, pero los bordes deben estar hechos). Apaga el horno, abre la puerta dos minutos para que se vaya el exceso de calor, cierra la puerta de nuevo y deja enfriar durante toda la noche dentro del horno apagado. Al día siguiente saca la tarta del horno, retira los papeles de plata y refrigera en el propio molde durante unas horas.

7.- Para hacer la salsa de caramelo pon el azúcar en un cazo con unas gotas de limón y calienta hasta formar un caramelo rubio. Recuerda que no debes remover el azúcar ni tocarlo con nada, como mucho menear el cazo un poco. Retira el cazo del fuego y añade la nata, mejor caliente para que no salte tanto, y la mantequilla. Remueve para mezclar, lleva al fuego de nuevo y deja que espese la salsa. Tardará unos 5 minutos a fuego medio, más o menos. Retira del fuego y espera a que se temple, ya que cogerá más cuerpo.

8.- Cuando veas que ya está tibia, pero aun bastante líquida, en mi caso unos 15 minutos después a temperatura ambiente, saca la tarta de la nevera, desmóldala, ponla en el plato de presentación o stand y vierte la salsa en el centro, dejando que ella misma se expanda hacia los bordes. Como veis yo dejé un espacio sin cubrir que decoré con nueces picadas.

9.- Una vez hecho esto, puedes comerte la tarta o refrigerarla hasta la hora de servir.

Trucos y Consejos:

4 Comentarios

  1. 1
    Liliana says:

    Si es que hay que quererte, sacando tiempo para regalarnos una receta tan tentadora… por dios qué pinta tiene. Doy fe de que las tartas de queso y calabaza (o calabaza y queso) son una delicia adictiva, tengo que probar la tuya!!
    Me encanta que no hayas forzado el tema halloween para darnos una receta que pega totalmente contigo, y que sigue siendo muy acorde con la temporada :). Lo mejor es que la podemos repetir todo el otoño sin parecer que está fuera de época :D.

    Un abrazo muuuuuuuuuuuuuuuuuu gordo!!

  2. 2
    MONICA FERNANDEZ says:

    Hice la tarta ayer para comerla hoy. Espectacular. Está riquísima, suave, no empalaga en absoluto y lo mejor de todo su aspecto, parecía comprada. La volveré a hacer sin duda. Ha sido una sorpresa y un éxito.

Publicar un comentario

Tu correo nunca es compartido ni publicado. Los campos requeridos están marcados *

*
*
Para darte un servicio personalizado Uno de dos utiliza cookies propias y de terceros. Si sigues navegando entendemos que aceptas su uso según nuestra Política de Cookies Aceptar