PULSA AQUÍ PARA IMPRIMIR ESTE POST AHORA

Unodedos.com

Si quieres ver este post online entra en: http://www.unodedos.com/recetario-de-cocina/caracolas-de-crema-y-buttermilk/

9 JUN 2010 Autor:

Caracolas de crema y buttermilk

  • CATEGORÍA: Postre
  • NUMERO DE RACIONES: 12 raciones
  • DIFICULTAD: Media

Caracolas de crema y buttermilk

Cumpleaños feliz…

Y otro año más… Y siguen pasando…Como esta vez tengo otras cosas por las que preocuparme fingiré que no me importa cumplir otro año- pero sí me importa eh!-.

Una vez me dijeron que lo bonito era cumplir años, y cierto e importante es, pero creo que la preocupación por cumplirlos es algo generalizado entre las féminas.

No soy una persona que se preocupe mucho por su físico, pero parece que cuantos más años cumplo más defectos me veo, qué difícil me resulta aceptarme tal cual soy, y eso es malo malo! Será que me sobra el tiempo para pensar en cosas “tontas”- sí será eso!-.

Como esta vez cae en miércoles, dejaremos las celebraciones para el fin de semana, pero como me apetecía hacer boca con algo dulce, hice estas caracolas de crema que os recomiendo.

Caracolas de crema y buttermilk

Harina Gran Fuerza, Santa Rita

Tengo que agradecer a Pedro, de Harinas Santa Rita, que me haya enviado unas muestras de sus estupendas harinas. Para esta receta he utilizado “Harina Gran Fuerza”. No estaba muy segura si tendría demasiado gluten para elaborar las caracolas, ya que cuanta más fuerza tiene una harina más tenaz será la masa y temía no poder darles bien la forma y que la mantuviesen. Por suerte no fue para tanto, la masa salió muy buena y quedé muy satisfecha con el resultado.

Esta harina viene además en un cómodo envase para conservarla estupendamente, sin pensar en que se pueda romper como el engorroso papel de los paquetes tradicionales de harina. El único inconveniente que le puedo ver, si realmente lo es, es que no hay mucha variedad en los supermercados por ahora y que los envases tienen un formato pequeño para personas que usamos mucha harina como mi caso. Todo esto no llega a ser inconveniente si hacemos un pedido directamente a fábrica donde disponen de otros formatos mayores y muy cómodos, y como además te atienden tan amablemente, es un placer.

Queda claro que recomiendo Harinas Santa Rita ¿No?

Harina Santa Rita

La receta

Llevo un tiempo experimentando con el buttermilk, ya que cuando hago quesos, suelo guardarlo en frascos en el congelador y me gusta darle salida. Es tan versátil y da tan buenos resultados que os recomiendo su uso para todo tipo de masas ya sean dulces o saladas.

La textura que aporta, por ejemplo a los bizcochos, es espectacular, se obtiene una esponjosiodad y sabor fabulosos, lo mismo pasa con masas fermentadas e incluso con las galletas.

Parece que la gente se confunde un poco con los términos al realizar la traducción del mismo-me incluyo-. “Para mí” es suero de leche– aunque en inglés sería whey-. Hay gente que dice que es suero de mantequilla ya que la traducción al español del inglés es esa, confundiéndolo también con el término buttermilch del alemán. Como yo lo obtengo de la leche, pues ea, yo uso suero de leche! No veo sentido decir que es suero de mantequilla cuando luego lo hacemos en casa cortando leche! Si alguien se pone a batir nata, obtener la mantequilla y desuerarla que me lo cuente porque al final “todos” usamos suero de leche en definita, si no encontramos el buttermilk comercial.

Para hacer realmente buttermilk, como comento, tenemos que batir nata hasta obtener mantequilla y seguir batiéndola hasta que veamos que se separa el suero. Este suero que queda, es el buttermilk.

Así que cuando veamos una receta fijémonos bien a qué ingrediente se refiere!

Comercialmente en España no es fácil de encontrar, a no ser que viváis en el sur en alguna zona donde haya residentes ingleses, ahí sí que algunas cadenas de supermercados lo distribuyen. Si no lo obtenéis naturalmente por la elaboración de mantequilla, y tampoco lo encontráis en grandes superficies, una forma rápida de conseguir un sustituto más que aceptable es cortando leche-ojo! repito, no es realmente buttermilk-.

“Buttermilk” casero: Necesitamos una taza de leche entera-250 ml- y el zumo de medio limón. Mezclamos la taza de leche entera con el zumo y dejamos la mezcla a temperatura ambiente durante 15 minutos aproximadamente. Pasado el tiempo revolvemos bien la mezcla. Debe verse ya el suero un poco separado, si no sucede, llevar a la nevera un rato. Despues ya podemos apartar el suero que se habrá formado, de la parte cuajada, que podremos aprovechar para otra cosa.

Caracolas de crema y buttermilk

Caracolas de crema y buttermilk

Ingredientes:

Para la crema:

– 1/2 l de leche entera
– 120 g de azúcar
– 3 yemas de huevo
– 40 g de Maicena
– un poco de mantequilla
– vainilla o esencia al gusto(canela, ralladura o esencias:limón, naranja…)

Preparación:

Ponemos a calentar la leche con la vainilla separando un poco para desleir la Maicena.

Batimos las yemas con el azúcar. Cuando la leche llegue a ebullición lo añadimos y removemos.

Añadimos también la Maicena disuelta, bajamos el fuego, y no paramos de remover con unas varillas hasta que espese.

Retiramos del fuego y dejamos enfriar, tapada con film transparente para que no haga costra la superficie, y reservamos.

Caracolas de crema y buttermilk

Para la masa:

– 550 g de harina de fuerza aprox. (en este caso Harina Gran Fuerza Santa Rita)
– 1 sobre de levadura seca de panadero ó 15 g de levadura fresca
– 60 g de azúcar
– 2 cucharadas de azúcar invertido o de miel
– 125 ml de leche entera tibia
– 140 ml de buttermilk
– 50 g de mantequilla en punto pomada
– 2 huevos + 1 huevo para adornar
– 1 pizca de sal
– ralladura de naranja
– azúcar y agua para glaseado

Preparación:

Ponemos 3/4 partes de la harina en un cuenco y hacemos un hueco en el centro donde pondremos la levadura. Añadimos poco a poco la leche tibia disolviendo la levadura a la vez.

Añadimos el azúcar, el azúcar invertido, la ralladura de naranja, el buttermilk y la pizca de sal. Mezclamos bien cada ingrediente antes de añadir el siguiente.

Cuando tengamos una mezcla homogénea, echamos de uno en uno los huevos batidos previamente. Seguimos amasando.  Iremos añadiendo el resto de la harina según sea necesaria.

Por último echamos la mantequilla en trozos pequeños. Obtendremos una masa elástica y brillante.

Dejamos reposar, tapada con film, hasta que duplique su volumen.

Cuando haya fermentado, voleamos la masa, la dejamos que se relaje unos 10′ y formamos un rectángulo.

Repartimos la crema que teníamos reservada por toda la masa.

Enrollamos la masa sobre sí misma y cortamos rodajas de unos  5cm de grosor que colocaremos sobre una bandeja de horno forrada con papal sulfurizado.

Dejamos reposar  para que haga el segundo levado.

Precalentamos el horno a 180º .

Una vez que las caracolas han fermentado, pintamos con huevo batido, con cuidado para que la masa no se baje, y horneamos unos 30′ hasta que estén doradas-las he hormeado con calor arriba y abajo durante 20′ en el niverl 3 del horno, y los 10′ restantes en el nivel 2-.

Cuando las saquemos, aún calientes, pincelaremos con un almíbar hecho con dos partes de azúcar por una de agua. Dejamos enfriar y servimos.

Caracolas de crema y buttermilk

Para darte un servicio personalizado Uno de dos utiliza cookies propias y de terceros. Si sigues navegando entendemos que aceptas su uso según nuestra Política de Cookies Aceptar